Dióxido de carbono (CO2):

Principal gas invernadero. Es un gas natural que se produce como resultado de la respiración y la quema de combustible. Es también el principal componente de la fotosíntesis, que es en realidad el proceso inverso a la respiración

(Ecuación de la fotosíntesis: 6 CO2 + 6 H2O → C6H12O6 + 6 O2).

El CO2 es el gas de referencia frente al que se miden otros gases con efecto invernadero y, por lo tanto, tiene un potencial de calentamiento de 1 (Ver potencial de calentamiento).

Debido a una mayor concentración de CO2 en la atmósfera, conocida como fertilización por dióxido de carbono, se da una intensificación del crecimiento vegetal que en cierta medida se favorece al contar con mayor disponibilidad de CO2.