Efecto invernadero:

Al aumentar la concentración de gases invernadero en la atmósfera disminuye la salida de calor del planeta, que es necesaria para el equilibrio, con lo cual aumenta la temperatura de la atmósfera y se da el cambio climático. La capa de co2 y otros gases invernadero puede ser vista como una cobija que guarda el calor del cuerpo que de otra forma se escaparía hacia el aire. Como se ve más adelante en equilibrio energético, el planeta tiene que soltar de vuelta hacia el espacio básicamente la misma cantidad de energía que le entra por radiación solar, si esto no sucede así, lo que sucede es que esa energía extra que se queda va calentando el planeta. Esto es el efecto invernadero.