Mitigación:

Intervención antropogénica para reducir las emisiones netas de gases invernadero, lo cual se logra en una combinación de reducir emisiones y aumentar los sumideros. Nótese que, por lo menos por ahora y en el futuro previsible, la mitigación solo intenta reducir las emisiones netas para que no aumente tan rápido la concentración de estos gases en la atmósfera. La mitigación ni siquiera intenta reducir la concentración de los gases invernadero en la atmósfera. Es decir, aun cuando se tuviese la más exitosa de las mitigaciones, y  todos los países del mundo pasaran a ser carbono neutros, todavía tendríamos una elevada concentración de gases invernadero en la atmósfera—es decir, todavía tendríamos los efectos del cambio climático.

NOTA: es interesante destacar que el término “mitigación”, que ha existido desde antes del cambio climático, es utilizado en otro contexto que el indicado aquí (que es el indicado por el Panel Internacional de Cambio Climático). A menudo se encuentra el término utilizado en función del significado original de la palabra y se habla de mitigar los efectos del cambio climático, que es algo que se realiza dentro del concepto de adaptación.