Óxido nitroso (N2O):

El óxido nitroso es uno de los principales gases de efecto invernadero que se intenta reducir. Potente gas de efecto invernadero emitido con los usos de cultivos en tierras, especialmente el uso de fertilizantes comerciales y orgánicos, la combustión de combustibles fósiles, la producción de ácido nítrico, y la combustión de biomasa. Su concentración en la atmósfera es de aproximadamente 325 partes por billón (ppb) y su potencial de calentamiento mundial (PCM) es de 310.