Secuestro de carbono:

Captación del carbono en reservorios vegetales terrestres o marinos. El secuestro biológico incluye la absorción directa de CO2 de la atmósfera mediante un cambio en los usos del suelo, forestación, reforestación, etc. Existen estrategias poco probadas de secuestrar CO2 en profundidades de la tierra, pero esto por ahora no es una práctica común.